IslasCoronado

Wednesday, August 31, 2005

Principio

Primero fueron las Islas. Luego el ataque. Ahora la defensa creativa.


Ilustración: Everardo Iñiguez
Introducción


Este trabajo grupal es un canto de alabanza a las islas coronado;un manifiesto a favor de las islas para que no sean destruidas por empresas extranjeras demasiado reales;es un campanazo para estar alertas ante futuros saqueos a la península califórnica, a la que ya le han sido sustraídas sus arenas, palmeras y fauna marina;es un llamado de atención ante la creciente destrucción de zonas verdes, estuarios, pinturas rupestres y lomeríos;es una elegía para tratar de detener la contaminación de la tierra y las costas, corte de cerros y montañas;es un canto de resistencia para detener el persistente exterminio de la memoria histórica, la tranquilidad espiritual, los nativos nortenses, hipogrifos, ángeles, dragones, cíclopes y sirenas;esta es una invitación para unir corazones, deseos, sueños y manos para construir un mundo mejor;este esfuerzo es ,ante todo, un homenaje a la vida, pues las islas, esta península, el país y el mundo entero, nos pertenecen por derecho de amor.



Ilustración: Charles Glaubitz
Islas coronado (escenario)

En la región más septentrional de la península de Baja California, frente al mar del Pacífico, se encuentra el pueblo de Yunuén. Mar adentro, a unos trece kilómetros de distancia, se encuentran cuatro islas, las Coronado.En el pueblo ribereño de Yunuén encontramos La Playita, una fonda atendida por Don Ulises, quien nació en el Desierto de los Cirios y que, cuando joven, navegó incluso hasta Alaska en la pesca de salmón y cangrejo gigante. Ahora, Don Ulises es un pescador retirado y un gran conversador; todo el día platica con los parroquianos de sus viajes a las islas, las aventuras en alta mar.Ulises tiene un amigo, don Kili Wah Wah, un indio que vive en la sierra entre Mexicali y Tecate, y con el cual comparte los conocimientos de la herbolaria, la sabiduría familiar, la filosofía para conservar flora, fauna y los amigos, así como las historias antiguas de mares y montañas. Cada solsticio y equinoccio intercambian viandas y licores: Ulises lleva atún ahumado, sardinas, vinos, langostas, pulpos y caracoles; don Kili Wah Wah ofrece piñones, licores fuertes, harinas de trigo, leña de manzanita, salvia y sábila.Don Ulises atiende La Playita junto con su esposa, doña Penny, una mujer silenciosa y excelente cocinera sinaloense. Doña Penny es muy callada, muy silenciosa. Sin embargo, sin querer, una tarde arponeó el corazón de Ulises, y aunque él siguió navegando por mares lejanos, islas de ensueño, puerto sin nombre, siempre, como héroe griego, regresaba a Penny porque ella es su diosa, su pretexto mortal, su astrolabio, su salvavidas.Ni Doña Penny ni Don Ulises saber leer o escribir, pero saben descifrar las nubes, el oleaje del mar, el vuelo de las gaviotas, el viento al pasar por las palmeras. Nunca tuvieron hijos, la infertilidad les cayó como una ola gigantesca, pero una tarde de verano, cuando Ulises regresaba de la pesca en las Islas Coronado, encontró a una sirenita a la deriva a quien adoptaron y bautizaron con el nombre de Yunuén, que significa la Diosa del Mar. Pero más fuerte que las mandíbulas del tiburón es el deseo. Ahora es feliz con sus mujeres: sus reinas son Doña Penny, la sirena Yunuén y Naomi que es un ángel.Yunuén es una hermosa sirena, hija adoptiva de Ulises y doña Penny, que nació en una de las islas Coronado. Tiene los ojos del color del mar, es decir, le cambian durante el transcurso del día y la noche, a veces son verdes, a veces azules, o grises, o negros, o azul añil, etc. Ayuda en la fonda a sus padres atendiendo a los clientes mientras va de aquí allá en su silla de ruedas. Mientras el resto de las mujeres menstrúan en luna llena, a Yunuén se le transforma la cola iridiscente y escamosa en unas hermosas piernas. Una de esas noches de luna llena, cuando tenía 16 años, se embarazó de la unión con Angelo, un músico de origen huasteco e italiano y tuvieron una hija, a quien bautizaron con el nombre de Naomi. Ángelo es músico ambulante y toca en las palapas, las fondas y en la terraza de la Playita; músico de padre italiano y madre de la huasteca, que toca cualquier instrumento: acordión, armónica, guitarra, violín, banjo, piano, etc. Desde la adolescencia está enamorado de Yunuén, y aunque no están casados ni viven juntos, los dos se son fieles, y se reúnen tres o cuatro noches durante el plenilunio para hacer el amor. A la hija le puso el nombre de Naomi, no porque le recordara a alguien sino porque, como músico, le gustaba el sonido musical del nombre.Naomi es una adolescente que le gusta cantar y bailar; es ecologista de corazón y puede identificar fácilmente todas las constelaciones del cielo septentrional. Los gatos y la televisión le provocan fuertes alergias. En una ocasión llegó un tatuador de Los Angeles por un caldito siete mares y se ofreció a tatuar unas alas de ángel en la espalda de Naomi. Ahora, cada plenilunio, las alas se vuelven realidad y Naomi vuela a ratitos sobre la playa iluminada por la luz lunar.Naomi ahora es una joven rebelde que, al igual que su madre, durante las noches de luna llena transforma su cuerpo y su corazón. Hace protestas contra Mister Paul E Famus, un tuerto extranjero que mira con su ojo bueno lo malo solamente, y que además es dueño de una compañía extranjera que está construyendo una fábrica de humo y gas en la mayor de las Islas Coronado, la isla donde nació Yunuén, su madre.Esta es la historia de las Islas Coronado, en donde todos son ángeles.




Roberto Castillo

Ilustración: Gonzalo González A.
Las Coronado



l
Las coronado son cuatro islas
que se encuentran en el mar pacífico,
en la parte más septentrional de las costas
de la península de Baja California.

Los habitantes originales de la costa
tienen historias orales donde cuentan
que en las islas nacieron los primeros animales marinos,
aves y mamíferos que después poblaron la península,
y que, además, las pinturas rupestres
de colores rojo y negro,
son los remanentes de los colores primarios
de la primera pareja que apareció en el mundo,
los yumanos, que es la pareja original,
padre y madre de los habitantes actuales de las costas;
la descendencia de los yumanos,
después de pedirles permiso,
le otorgaron nombres a las plantas,
las rocas, los animales de mar, aire y tierra,
a las nubes y a todas las constelaciones del cielo;
después se dispusieron a crear redes para la pesca,
anzuelos, platos y cucharas, vasos de barro,
y luego se pusieron a beber, fumar, cantar, bailar
y luego tuvieron descendencia bullanguera;

algunos investigadores han encontrado
dibujos de instrumentos musicales,
de pesca y fragmentos de canciones
en bibliotecas del lejano oriente
que atribuyen a la cultura yumana isleña;

los primeros pobladores costeños
marcaron las estaciones del año
según las puestas del sol en las islas
donde habitaban especies
ahora extintas de aves
y reptiles y pequeños mamíferos,
tanto marinos como terrestres,
y además atestiguaron
el paso de barcos renacentistas
de ingleses y españoles,
exploradores y guerreros,
así como el paso de ballenas y delfines.


La fauna marina y terrestre de las islas
es motivo de mil leyendas fabulosas
entre los pescadores de peces y moluscos;
algunos afirman haber visto pulpos gigantes
y monstruos marinos devorar embarcaciones;
otros aseguran haber visto hermosas sirenas
y ángeles suspendidos en la brisa marina vesperal;

al paso de los siglos
la paz de los descendientes de los yumanos
fue turbada por un imperio ajeno
que se posesionó de la isla mayor de las coronado,
e implantaron una máquina enorme de gases
que amenazaron la vida de toda la región septentrional;

alcemos las copas por las islas coronado!
brindemos por la cultura yumana!
vida eterna para las coronado!






Roberto Castillo



Ilustración: Everardo Iñiguez

Todos somos ángeles (canción)



Todos, sin excepción, somos ángeles

que fuimos expulsados del cielo
ángeles que vagan por el mundo

con las alas un tanto atrofiadaspor las muertes familiares
y las pequeñas guerras cotidianas uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu
Angeles que pueblan montañas y ríos

mares y desiertos milenarios ángeles desplumados y llenos de contento
que deambulan fumando y bebiendo en ciudades que son laberintos
mapas de gozo y sufrimiento.
uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu
Angeles que se enamoran fácilmente

de los pequeños detalles de la vida del guiño infantil y la lujuria desatada
ángeles que se enamoran de la reina e igual se enamoran de la criada

o la mesera de la cantina más lejana.
uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu
Angeles que migran temerosos

a bordo de camiones, barcos y trenes, que juegan billar, baraja y dominó
mientras la música de la noche canta con voces que antes fueron poemas
o simples cartas de amor adolescente.
uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu
Angeles de la humana sonrisa

dulces portadores del nuevo evangelio
ángeles de corazón envuelto en llamas

y palabras bonitas al oído, de las caricias que hacen recordar
que estamos hechos de piel gozosa.
uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu
Angeles que lloran en silencio

sus pequeñas derrotas cotidianas
que sobreviven a los golpes callejeros

y las frías amenazas de la muerte
ángeles que llevan la esperanza

prendida en el corazón.
uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu
Angeles, pues, al fin y al cabo

que recuerdan una vez su alada vida
antes de dormir y soñar que toman vuelo

en el cielo infinito y estrellado
Mientras el mundo gira igual

que las mancillas del reloj.
uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu
Todos, sin excepción, somos ángeles

que fuimos expulsados del cielo
ángeles que vagan por el mundo

con las alas un tanto atrofiadas por las muertes familiares
y las pequeñas guerras cotidianas.
uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu


Roberto Castillo

Ilustración: Mónica Arreola




Don Ulises



I

G D C G
Mi nombre es don Ulises, del desierto de los Cirios
G D C G
He sido buceador de peces y sueños, he lanzado redes en busca de tesoros
G D C G
Y muchos encontré pero ninguno como el silencio de la Penny
G D C G
O los ojos cambiantes de Yenuén, joyas místicas de mis navegaciones.

Anduve varios mares en el mundo y en muchas islas anclé mi cabeza
Vientos volaron la mente de mi juventud y tormentas hicieron hondas mis arrugas
Pocos, casi ninguno, es más, nunca tuve patrón. Siempre comí lo que la mar me regalaba
A veces lo compartí con músicos, mujer y soledad, por eso ahora los comparto con ustedes:

(Coro)

D G
Vivo frente a las Coronado, islas que son mujeres
D G
Las presencias bellas de mi reinado, trozos de mi corazón y padeceres
C G
Islas que han sido salvajes, parajes de olas en sana paz
D C G
Ora resultan esclavas con herrajes, en su vientre un extraño tanque de gas.


III

Andancia de vago nunca tuve, siempre seguí el rumbo de los astros
Alguna vez recuerdo que en tierra me casé, pero mar adentro extrañaba sus labios
Siempre respeté la vida donde hube, nunca lastimé a nadie donde estuve
Soy como el guardián del ángel de mi guarda, ella me protege y yo le cuido la espalda.

(Coro)


Tomás DiBella

Doña Penny

Pesan mucho las horas
sin tu cariño,
sin el grato perfume
con que erizas mi piel
y el paisaje marino
de tu mirada honda;
pesa mucho la vida
cuando te vas.


Te vas
a pescar a otros mares,
con tu arte y tu parte,
y me dejas atrás.
sola,
como siempre, esperando,
segura que muy pronto
volverás, volverás.

Ulises, dónde vas;
adónde!

adonde el mar te lleve
mi cariño de ave
seguirá el mismo rumbo
que tu red de pescar.

Adonde el mar te lleve
te alcanzarán los besos
que a los rizos del agua
regalé para ti;

adonde el mar te lleve
seré la estrella guía
que a través de la noche
oriente tu regreso

mi profunda esperanza
será tu protectora,
los remos de la barca
en la que volverás.

Ulises, volverás;
adónde!

volverás
a este puerto seguro,
a mi cuerpo seguro,
a mi cuerpo desnudo,
ansioso por la espera.

Vendrás
desde el agua distante
con el cuerpo cansado,
herido por la sal.

Volverás
a tejer en mis noches
tus canciones de nube
y tus caricias de ala.

Vendrás con la memoria,
inquieta, de tus pasos
al bálsamo de abrazos
que guardo para ti.

Ulises, volverás;
adónde!

vendrás del horizonte
con la piel encendida
llenándome la vida
nuevamente de ti.


Alfonso García Cortez
La herencia de Kili wah wah (huapan-gozo)

Allá en el campo
el vendaval peina los trigales
zumba el canto del pájaro
entre las rocas y los matorrales

Hasta mi choza llega el aroma
del piñón y del pinar costero
duermo con el olor de la marisma
y despierto con el sol montero

(coro)

Esta es nuestra tierra, madre
siente al frío invierno, padre
la región de don Kili wah wah
pronto el arroyo cantará con agua;

Esta es planicie de la vida, madre
baila ahora con la primavera, padre
de los kiliwuas la tribu-nación
de la naturaleza su canción.

Salvia para las viejitas
sonajas para los bebés
pinos gigantes para la lumbrada
cálidos ríos para navegar

Grandes estepas de bosque y chaparral
encinos inmensos y tierra humedal
para lavar los ojos aguas marinas
y saladares, montañas y pastizal

(coro)

Esta es nuestra tierra, madre
siente al frío invierno, padre
la región de don Kili wah wah
pronto el arroyo cantará con agua;

Esta es planicie de la vida, madre
baila ahora con la primavera, padre
de los kiliwuas la tribu-nación
de la naturaleza su canción.
Miles de años levantando fruto, querida
generaciones de danza y poesía, no miento
caminos que lleva el rumbo de la vida
ceremonias de nupcias y de nacimiento

Somos ahora poco muy pocos
un puñado de semillas al viento
pero aún la tierra como mujer se arquea
ante nuestro paso, nuestro canto, nuestro tiento.

(coro)

Esta es nuestra tierra, madre
siente al frío invierno, padre
la región de don Kili wah wah
pronto el arroyo cantará con agua;

Esta es planicie de la vida, madre
baila ahora con la primavera, padre
de los kiliwuas la tribu-nación
de la naturaleza su canción.


Tomás DiBella


Ilustración: Everardo Iñiguez

La sirena Yunuén

(coro)
La sirena yunuén
se emociona al vaivén
de las olas del mar

corales, medusas, sargazo, delfines
ballenas y cantos, gaviotas y nubes
aroma de sales y dulces recuerdos
y barcos y peces entre sus cabellos

se vuelve colores el mar en sus ojos
marinos sabores un beso en sus labios
encuentra descanso el sol en su piel
y la luna de plata un remanso de miel

(coro)
la sirena yunuén
se emociona al vaivén
de las olas del mar

tras del ventanal lejanas las islas
recuerdos, nostalgias, distantes, tranquilas
recuerda las noches de estrellas y peces
los días grandiosos de barcas y redes

ahora una vida en silla de ruedas
ligera de cuerpo recorre las playas
las fábricas grises con lágrimas mira
la isla ocupada por humo en la cima

(coro)
la sirena yunuén
se entristece al saber
de las islas su mal


sin ritmo marino su corazón late
inunda su alma una pena muy grande
saber con tristeza que su cuna de agua
al paso del tiempo moderno naufraga

estrellas espumas y constelaciones
mareas y conchas consulta en las noches
buscando las claves buscando respuestas
las llaves de nácar que abran las puertas

(coro)
la sirena yunuén
espera con ansias que llene la luna
que ángelo ame su cuerpo en las dunas

la sirena yunuén
ama el amor condición que nos salva
zarpar en la noche viajar hasta el alba
zarpar en la noche viajar hasta el alba



Roberto Castillo

El amor es más fuerte que las fauces del tiburón

Mis ojos de madrugada, mis manos curtidas de sal, navegan contra el oleaje y el cardumen adivinan; mi silencio de pescador resiste más que el anzuelo, las redes de la muerte y los arpones de la vida;

las gaviotas son señales, los pelícanos también, que me guían por los mares adornados por la brisa; las estrellas son aretes, los sargazos son collares, las espumas son olanes que embellecen a las islas;

(coro) mujeres de piel dorada, mujeres de piel de luna, mi deseo es más grande que las ganas del corazón; mujeres de piel dorada, mujeres de piel de luna, mi amor es más fuerte que las fauces de tiburón;

mis oídos son el ritmo de este océano sin final; la brújula es mi sangre, mi corazón astrolabio; soy dueño del amanecer, soy señor de la tormenta y mis ojos son el mapa de mi cuerpo enamorado;

pero en alta mar no soy nadie si me faltan mis mujeres, el deseo del retorno condiciona mis estancias; alimentos de mi cuerpo, salecitas de mi alma, ellas serán para siempre de mi vida sus fragancias;

(coro) mujeres de piel dorada, mujeres de piel de luna, mi deseo es más grande que las ganas del corazón; mujeres de piel dorada, mujeres de piel de luna, mi amor es más fuerte que las fauces del tiburón

Roberto Castillo


Ilustración: Everardo Iñiguez


El hijo del resentimiento (tango)


Desde joven yo soy tuerto
no miro bien la realidad
seguro estoy que en el mundo
poco importa la humanidad

yo a la familia no quiero
es algo que a mi me estorba
sólo funciona el dinero
y el poder que éste me otorga


me agrada rentar mi verbo
a la vuelta de la esquina
por unos cuantos pesitos
puedo yo vender tu vida


(coro)

al corazón nunca lo siento
soy hijo del resentimiento
los otros ya no me preocupan

como la bolsa de un mago
traigo puras maravillas
plumas de tintas invisibles
y una sarta de mentiras

el corazón no me tiento
pa traicionar un amigo
puedo arreglar grandes tratos
con los peores enemigos

puedo falsificar cheques
y suelo cambiar de nombre
hago pacto con los diablos
que de santos dios me libre


(coro)
al corazón nunca lo siento
soy hijo del resentimiento
los otros ya no me preocupan

poco me importan las islas
poco la fauna y la flora
me da igual que a las sirenas
de pronto les llegue su hora

lo mismo me dan delfines
los peces y las gaviotas
ballenas y arrecifes
los arbustos y las focas


marinos y pescadores,
ángeles niñas y esposas,
músicos e indios del monte
todos se irán a la fosa

(coro)
al corazón nunca lo siento
soy hijo del resentimiento
los otros ya no me preocupan




Roberto Castillo





Naomi


Naomi es un beso
caricia solar
naomi es la dulce
sonrisa lunar

jazmín de la noche
placer y aventura
gardenia del goce
jardín de locura


por el horizonte
el viento me lleva
un mapa celeste
mi sangre materna

la voz de mi padre
canción que me guía
luz de mis abuelos
dicha y alegría

mis cálidos trazos
la arena dibuja
mis alas mis brazos
con sombras de luna

naomi es un beso
caricia solar
naomi es la dulce
sonrisa lunar

jazmín de la noche
placer y aventura
gardenia del goce
jardín de locura

la muerte en el aire
detectan mis plumas
es la bestia mortal
la malafortuna

mister paul e femus
no mira la vida
su ojo es dinero
la fría codicia

el viejo paul femus
las islas no ama
naomi las vive
mi sangre me llama

mi padre está triste
está triste mi madre
las islas
sus vidas saudade



Roberto Castillo

Ilustración: Everardo Iñiguez
Naomi (poema)



Caricia solar
naomi es la dulce
sonrisa lunar

jazmín de la noche
placer y aventura
gardenia del goce
jardín de locura


por el horizonte
el viento me lleva
un mapa celeste
mi sangre materna


la voz de mi padre
canción que me guía
luz de mis abuelos
dicha y alegría

mis cálidos trazos
la arena dibuja
mis alas mis brazos
con sombras de luna

naomi es un beso
caricia solar
naomi es la dulce
sonrisa lunar

jazmín de la noche
placer y aventura
gardenia del goce
jardín de locura

la muerte en el aire
detectan mis plumas
es la bestia mortal
la malafortuna

mister paul e femus
no mira la vida
su ojo es dinero
la fría codicia

el viejo paul femus
las islas no ama
naomi las vive
mi sangre me llama

mi padre está triste
está triste mi madre
las islas
sus vidas saudade

Roberto Castillo



The dawn is erupting
The night is receding
The tide is a song sung
For me and for you.

The wind is a deep breath
That carries my vessel
I know I'll be there soon
To hold you again.

The island is quiet
Except for the traffic
Of riggers surrounding
The rim of her spread.

They've come to subdue you
They're doing a fine job
I'm longing to reach you
I'm coming to you.

Chorus:
"Let's run" says the seagull
"Beware" cries the otter
Our life is at stake.
"Don't hide" pleads the lion
"Too late" mourns the sailfish
"Prepare for the wake"

Bridge:
Sailing on my mind
(I'm coming to you)

My lady sits waiting
Amidst all the fury
For man to transform her
She doesn't complaint.

They've come to subdue you
They're doing a fine job
I'm longing to reach you
I'm coming to you.

Chorus

Sailing on my mind
(I'm coming to you)


Juan DiBella



Naomi II

Detectan mis plumas la muerte en el aire,
es la bestia mortal vestida de traje;
es el tuerto extranjero, mirada de bruma
y ácida espuma.

Con falsas promesas captura las islas,
expulsa los sueños, las vidas tranquilas;
la muerte invisible, el dios que destruye,
su nido construye.

Naomi es un puño,
fuerza terrenal.
naomi es un grito,
la voz celestial.

En la orilla del mar el pueblo costero
prepara sus lanchas, sus brazos, sus remos;
zarparemos muy pronto como una familia
con rumbo a las islas.

Al tuerto extranjero daremos exilio,
las islas son nuestras, vamos en su auxilio
pues nos pertenecen con justa razón,
por derecho de amor.

Las islas son nuestras
por derecho de amor;
las islas son nuestras
por derecho de amor.



Roberto Castillo
Ilustración: Mónica Arreola



Los criminales impunes de cuello blanco

Desde el delta del río hasta la Laguna Salada
Desde Cerro Prieto hasta la zona de Playas
Las máquinas operan día y noche
Tiran abajo lo que un día siempre fue
¿Es esto lo que llaman progreso y modernidad
Los frutos del trabajo y la civilización?

Quieren convertir la tierra en un gran centro comercial
Succionar hasta que seque el corazón de nuestra madre
Quieren un McDonlad’s en cada esquina
Y una sucursal de Wal-Mart sobre el Templo Mayor…

Son los criminales impunes de cuello blanco
Los ejecutivos de la Chevron, Texaco y Marathon Oil,
Los juniors engendro de la Shell y Sempra Energy
Los truhanes del Banco Mundial y el Fondo Monetario.

Oh, míralos como ratas necrófilas sobre el cadáver de la vida
Sigilosos hacen trámites en una hermética sala de juntas
Distribuyen sobornos debajo de la mesa
Y si eso no funciona usan la fuerza de sus demócratas ejércitos.

Quieren hacer un Guantánamo en cada isla
Un Abu Grahib en cada barrio
Quieren exterminar al pelícano café
y hacer del paraíso una maquila de riesgo ambiental…

Quieren violentar el hábitat del calamar,
destruir el sitio donde el bagre y la barracuda
se congregan cada año para remozar su estirpe
y donde el marlin y el atún son el alimento
que nutre el deseo de aventura de los pescadores…

Son los criminales impunes de cuello blanco
Expertos en arrebatar, saquear, engañar con sofisticados medios
Quieren hacer un Guantánamo en cada isla
¿Y ahora vamos a entregarles en concesión otra tajada?

Juan DiBella




Coronado Jam




Bm C G
Quién estaba presente cuando dijeron que esta vida estaba toda a la venta
G Bm
Puedo ver al Sr. Dólar por ahí haciendo cuentas en Excel
C G
Puedo ver al bastardo con diploma de Harvard
G Bm C G
Y al hijo de la mentira mercadeando su jugoso porvenir
G Bm C G
Puedo oír sus palabras igual que monedas cayendo en el bolsillo.

(Coro)

Bm C G
Islas Coro na do
C G
Cuanto nos han quitado
Bm C G
Islas Coro na do
C G
Cuanto más nos van a quitar

G Bm C G
Las noticias no son tristes, son más bien un insulto, el informe del agravio
G Bm C G
Mientras esto sucede el saqueo no tiene fin (he escuchado este cuento en otra parte)
G Bm C G
Todos somos ángeles lamiendo las heridas de algo que se llama Historia
G Bm C G
Vuelvan los abuelos a resurgir en este canto que defiende.

(Coro)

Desde Wounded Knee hasta El Salvador y desde Irak a Nicaragua
Quéen estaba presente cuando dijeron que esta vida no valía más que un dólar
Quién tomará la bandera de la noble dignidad, y de la vida y de la muerte
Quién hará del fuego el nacimiento otra vez para que todo sea claro.

(Coro)
Juan DiBella