IslasCoronado

Wednesday, August 31, 2005


El amor es más fuerte que las fauces del tiburón

Mis ojos de madrugada, mis manos curtidas de sal, navegan contra el oleaje y el cardumen adivinan; mi silencio de pescador resiste más que el anzuelo, las redes de la muerte y los arpones de la vida;

las gaviotas son señales, los pelícanos también, que me guían por los mares adornados por la brisa; las estrellas son aretes, los sargazos son collares, las espumas son olanes que embellecen a las islas;

(coro) mujeres de piel dorada, mujeres de piel de luna, mi deseo es más grande que las ganas del corazón; mujeres de piel dorada, mujeres de piel de luna, mi amor es más fuerte que las fauces de tiburón;

mis oídos son el ritmo de este océano sin final; la brújula es mi sangre, mi corazón astrolabio; soy dueño del amanecer, soy señor de la tormenta y mis ojos son el mapa de mi cuerpo enamorado;

pero en alta mar no soy nadie si me faltan mis mujeres, el deseo del retorno condiciona mis estancias; alimentos de mi cuerpo, salecitas de mi alma, ellas serán para siempre de mi vida sus fragancias;

(coro) mujeres de piel dorada, mujeres de piel de luna, mi deseo es más grande que las ganas del corazón; mujeres de piel dorada, mujeres de piel de luna, mi amor es más fuerte que las fauces del tiburón

Roberto Castillo

0 Comments:

Post a Comment

<< Home